Mis 5 parrillas y el porqué de cada una

Estas son 5 parrillas completamente diferentes entre sí. Quizás te tientes con alguna y vayas a saciar tu hambre voraz de carne acá:
1.- La Escondida de Palermo, en Costa Rica 4464. Tiene un salad bar muy variado que está incluido con cualquier corte de parrilla o plato principal, entonces te pedís una tira de asado y vas al salad bar a armarte la ensalada que se te cante.
2.- Las Cabras, en Fitz Roy 1795. Además de la parrilla ofrecen desde papa rellena hasta pastel de calabaza. Abundante y variado.
3.- El Desnivel, Defensa 855, San Telmo. Barata. Cumplidora. Una de las pocas opciones accesibles de la zona llena de chetaje y gastronomía gourmet de canal de televisión.
4.- Los Talas del Entrerriano, Juan Manuel de Rosas 1391, José León Suarez. Abundancia, excesos, buenos precios, caos, todo lo que una parrilla tiene que tener para ser una buena parrilla. Acá la posta es el volumen y sacarse una foto al lado de las parrillas llenas de pollos y costillares, como trofeo de guerra.
5.- El Tano, en Güemes 567, Avellaneda. Si querés reventar comiendo carne. Si te gusta la autodestrucción. Si odiás a tu cuerpo. Éste es el lugar indicado. Carne en exceso con el sólo objetivo de verte llorar porque no podés terminar el bife de chorizo con 2 huevos fritos y papas fritas, porque al final de cuentas, si sos carnívoro, tenés que mostrar que para algo naciste con colmillos, gurí.
Compartir...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *