No entiendo a los carnívoros

Como carne. Me gusta. Me encanta. De hecho, entre mis platos preferidos como última cena (si pudiera elegir, obviamente) sería una entrañita jugosa. 


Sin embargo. No entiendo a los carnívoros.

 

Y por carnívoro hablo de todo ser humano que no conoce la variedad a la hora de alimentarse y sólo puede vivir a base de carnes rojas, aunque quizás también acepte alguna carne blanca como ser un pollito a la parrilla, y pará de contar.

 

Aclaremos que, para el carnívoro, el pescado no es considerado una carne. Esto es algo que noto en ambos lados. Muchos vegetarianos comen pescado como si no fuese carne, y a muchos fanáticos del asado ni se les cruza por la cabeza comer pescado. 


Para mí el gran problema del carnívoro es la falta de creatividad e imaginación mezclado con la vagancia.

 

Y acá le hecho el fardo a los varones. Porque la mujer es más cuidadosa, más inteligente a la hora de elegir qué comer.

El hombre tiene la visión reducida a una o dos cosas, y te lo digo como buen ejemplar estereotipado masculino.

 

Me preguntás qué comer y te digo ravioles. O churrasco. Para mí pensar qué comer implica todo un esfuerzo. Hasta pensé en armarme una lista de comidas para hacer, pegarla en la heladera y consultarla como mi vademecum culinario, la carta de comidas de casa, así no tengo que pensar.

 

Me preguntás cómo es la receta del brownie y mal que mal recuerdo los ingredientes y pesos de cada uno. Me preguntás qué cosa dulce puedo hacer para la tarde y no se me cae la palabra brownie ni a palos, pero porque ME OLVIDO. 

 

Para el carnívoro la comida es sinónimo de VACA, y da igual cómo se corte, de donde venga y que haya comido. Algo que no debería pasar desapercibido si sos tan fanático de la carne. 

 

Encima para acompañar la comida no se les cae una idea mejor que una ensalada de lechuga y tomate. 

Sí. La mirada obtusa del carnívoro es así: lo verde es pasto, lo rojo es algo con lo que hacés salsa para pizza. No conocen las verduras y la fruta no es postre.

A ver… el reino vegetal nos dio una variedad tan amplia e interesante sólo para que gente así la desmerezca diciéndole “ensalada” a dos hojas mal lavadas de lechuga, un tomate cortado en cuadraditos y (¡en el mejor de los casos!) algo de cebolla. Condimentada con aceite de girasol, vinagre y sal. Depresiva como ver Chatrán un domingo lluvioso.

Habiendo tantas recetas interesantes y tantos vegetales que quedan bien a la parrilla como acompañamiento para carnes lo único que acompaña a la milanesa es un puré instantáneo que tiene 0% papa y 100% yeso. Pero como ahora se puede hacer con solo agua estamos felices porque la idea es mover menos el cuerpo y la mente. La vagancia te lleva a acompañar una milanesa con pan. Si tenés que ponerte a lavar una verdura ya es un problema. Supongo que porque estarán hechos de hierro que se oxidan. Qué sé yo.

Para mí es falta de imaginación sumado a la falta de paladar da como resultado falta de onda.

 

Seguro que me encanta sacarle una foto a la parrilla rebosante de cortes vacunos y achuras. Es re estética para un domingo al mediodía y suma likes en Instagram a lo pavote. Uhhh! Chorizo! Morcilla! Chinchulines! Tripa gorda! Mientras que estás a punto de llamar al SAME para que te lleve de paseo por las salas de unidad coronaria con el colesterol de un ganso alimentado para dar foie gras. 

 

Si lo único que tenés para comer en un asado de domingo es eso, lamento decirte que sos más aburrido que anécdota de la infancia de María Elena Walsh. Posta. En un carrito de la costanera tienen más cosas para acompañar la carne que vos.

 

Pará… y mejor ni hablemos de los carnívoros que no saben apreciar y tratar a la carne.

Si te juntás entre varones, asado post partidito de futbol 5, se come carne, sólo carne… Pero el problema es que la mitad de esos carnívoros la piden re cocida…

A ver, macho, si sos carnívoro, bancate la carne como viene, si estás jugosa la comés jugosa.

¡Es carne! ¡Se supone que tiene que ser roja y no color marrón Pantone canasto de mimbre!

Compartir...

2 thoughts on “No entiendo a los carnívoros

  1. Sole Albano

    Guerrillero soy tu fan, no lo podrias haber dicho de mejor forma.
    El carnivoro fundamentalista es como el vegano extremo (bueno todo vegano es extremo).

    Ando buscando recetas para variar la ingesta de verduras, en exceso tambien me aburre, aunque haya tanta variedad, uno tiende a ir a lo basico
    besos y felices fiestas a toda la hermosa familia

  2. Anajú

    Con el calor de la semana pasada decidí clausurar el horno hasta abril. Al principio me quería morir, porque lo único que se me ocurría hacer era ensaladas (piolas, completas y variaditas, pero ensaladas al fin). Hacer una lista en la puerta del freezer me ayudó un montón para acordarme que hay mil recetas de verano que me encantan y me permiten limitar la ensalada para el almuerzo en la oficina.
    A no tenerle miedo al planificador semanal de comidas. Siempre está ahí para recordarme que el ceviche es la respuesta, y por eso, le estaré eternamente agradecida.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *