Comer en Nueva York (y un plus de datos de viaje)

Nueva York no es los Estados Unidos, decía mi amigo Heiner cada vez que insistía en que visite la gran manzana. Después, aparecieron Matías y Tatu, de Blanch, para llenarme la cabeza con todas sus lindas palabras sobre la ciudad que nunca duerme.
Y obvio, mi mujer, enamorada de las ardillas, luces brillantes, montañas de espejoserigidas en medio de una urbe que nunca se detiene, se encargó de que nuestras vacaciones terminen en esta ciudad.
Mi granito de arena fue opinar, sin saber, que al menos necesitábamos dos semanas para recorrer la ciudad. Mientras que todos me decían “es mucho tiempo” para mí catorce días no fueron suficientes. Pero siempre hay que cometer un error para tener la excusa perfecta de volver. Me quedó tanto NY por conocer como para otro viaje igual.
Primer dato, si querés conocer la ciudad, al menos tomate las dos semanas ahí.
Si bien este Post va a ser largo,lo prefiero así porque dividirlo en partes sólo lograría que mucha de la información útil a la hora de visitar la ciudad se pierda entre las redes de la web.
Gastronomía
La gastronomía neoyorquina básicamente es una mezcla de culinarias de diferentes países, algunas por inmigración y otras por moda. En general el resultado fue mejor en los lugares típicos que los lugares fashion que abren y tienen media hora de cola para comer un boludez al paso.
Sí debo decir que me volví de los EE.UU. decepcionado con la calidad de hamburguesas que se comen en la calle. Ese colectivo imaginario que te ilusiona es un arma de doble filo, porque probé mejores hamburguesas en Buenos Aires que en New York.
En cambio, la comida callejera me resultó muy superior a otros países, y la moda de los foodtrucks y mercados gastronómicos es tan fuerte que voy a escribir toda una nota sobre todos los mercados que visité (tenía anotados más de 30).
Como para arrancar propongo que anotes los must, mi propia selección de lugares que recomiendo ir sí o sí. Puede ser que alguno no te parezca tan mágico como yo lo logré percibir, o que no te sorprenda tanto, pero estoy seguro de que no vas a volverte decepcionado.
  • KATZ’S: Bodegón grande, ruidoso, con mucho neón y colores estridentes, colas largas que van rápido y uno de los mejores pastramis que comí en mi vida. Como bien dijo mi mentor Hernán Dominguez, Katz’s Delicatessen es “El Cuartito” de los pastramis.Quizas no sea el mejor de NY, quizás alguien diga que hace uno mejor en su casa de Colegiales, o Barracas, y quizás se coman pastramis así en París, Chicago o Liverpool. Pero la magia de ese salón, la buena onda de los tipos que están detrás de la barra ofreciéndote pastrón para ir picando mientras arman los sánguches, y el sabor de ese pastrami que tiene toda la historia encima hacen de Katz’s un lugar obligatorio para todo el que pisa New York.

    205 E Houston St, New York, NY 10002
  • JACKSON HOLE: Literalmente una cueva (hole) en subsuelo en el medio de un barrio desabrido como Upper East Side donde abunda el conchetaje y la alta alcurnia, con una carta mágica de hamburguesa a precios más que aceptables. Si la pedís “al plato” trae fritas, pero es medio al cuhete (como decía mi abuela) porque la hamburguesa es una animalada (ya de por sí pesa 7oz, o sea 200gr). Tienen muchos diferentes estilos, el pan es rico, te preguntan el punto de cocción, y el precio súper adecuado (desde u$8 a u$14.50 la más premium, todas pesan lo mismo en carne). A eso sumale la bebida, el tip y el tax. La mejor hamburguesa que probé en NY estuvo acá. Es para ir con hambre, ideal combinando con el museo MET que está cerca.

    232 E 64th St, New York, NY 10065

  • MOMOFUKU NOODLE BAR: Fuimos a Momofuku Noodle Bar y después de 20 minutos de espera nos sentaron frente a la cocina, lugar a mi gusto privilegiado, aunque muchos lo odien.Lo único que tengo para criticar y lo digo al principio fue que nos sirvan una de las entradas (muy picante) sin antes traernos las bebidas. Fuera de eso la entrada estuvo excelente, aunque sólo recomendada para amantes del picante. No así el Bun (pan al vapor relleno) de langostinos (Shrimp) que dice spicy mayo y es un picante dócil, fácil, suave. No le teman a ese Bun que es una locura (vienen 2 por entrada). Después vino el Ramen, clásico, de cerdo, que a mi gusto fue el mejor que probé en mi vida, aunque no estuve en Japón.
    Relación precio calidad es un MUST que hay que conocer.

    171 1st Avenue, New York, NY 10003

  • THE HALAL GUYS: Los chicos de The Halal Guys tienen varios puestos alrededor de NY donde sirven dos cosas, o un plato con un arroz largo fino amarillo o un sándwich en pan árabe, ambos con tres variantes: gyro*, pollo o falafel. Te dan un par de salsas, la blanca muy sabrosa, y la roja ULTRA PICANTE. Es muy buen puesto de comida en la calle a un precio barato aunque debo aclarar que no llegó a la altura del falafel en sánguche más rico que probé hasta ahora (l’As du Falafel, París)
    Recomendadísimo. La cola va rápido.

    *carne asada como hacen los döner kebab.

    34st St y 6th Ave

  • CRÊPERIE: Otro de los datos de Paula Barbella (que me pasó info al toque que anuncié el viaje) fue Crêperie en el Soho. Tanto el Crêpe de Nutella, Frutillas y Bananas como el de Manzana asada con nueces y caramelo fueron un polvazo. Uno ya es mucho por persona, pero obviamente nos los comimos sin quejas. Pasamos un par de veces más porque cada vez que pintaba algo dulce usábamos el famoso pase de metro para desplazarnos hasta el eje del mal. Recomendadísima.

    112 Macdougal St, New York, NY 10012

 
  • VANESSA’S DUMPLINGS: Otro de los datos que agradezco a Paula Barbella fue conocer este antro lleno de gente. Un hermoso bolichongo chinesco para comer dumpligs, de parado o en la barra o si tenés mucha suerte sentado. Por 7,5u$s nos dieron dos platos con tantos dumplings y panes rellenos que no sabíamos que hacer con tanta comida. Los hacen hervidos o fritos (salteados) y, si bien parecería que no te podés sentar ni loco, la gente come rápido y se van apenas terminan. Es más bien un lugar de paso para comer muy barato sin pretensiones. Obviamente nos devoramos todo. La rompe. Golazo. ¡Vayan!

    118A Eldridge St, New York, NY 10002

  • MAMOUN’S: Un pasillo con cola de gente esperando recibir un sánguche de faláfel o de shawarma a precios por debajo de los 4 U$S donde, la relación precio calidad, es la más alta de la historia. Se come por chaucha y palito, y es más bien un destino para satisfacer el hambre post alcohol de los bares de la zona, o ideal para quienes quieren probar algo sin llenarse. Recomendadísimo.

    119 Macdougal St, New York, NY 10012

  
  • ARTICHOKE BASILLE’S PIZZA: Antro bajonero para comer pizza de alcauciles, cremosa, blanda, porción grande, a buen precio, que no es más que eso, pero a su vez, está buenísima. Sin lugar a dudas haría la gran movida de probar esta pizza, uno de los sánwiches de falafel y otro de shawarma de Mamoun‘s y terminaría en la Crêperie bajando el picante con Nutella a morir.

    111 Macdougal St, New York, NY 10012

  • RUSS & DAUGHTERS: Por Dios que hermoso lugar que es Russ para probar pescado. Lo primero que hice fue pedirme el arenque (Hering) porque hacía mucho tiempo que no probaba uno (lo había comido de parado en Amsterdam años atrás solo que era de parado y en una especie de sándwich) y quería sacarme las ganas. Es una cosa de locos. Ese sabor ahumado pero delicado, aceitoso, untuoso, algo que vale la pena probar una vez en la vida. El restaurante no es barato, pero tampoco es caro para el nivel de calidad de producto que ofrece, más si te gustan los pescados premium. La ambientación es muy linda y la atención me resultó buenísima. La zona está llena de lugares para comer, como Katz’s.

    127 Orchard St, New York, NY 10002
  • LAN ZHOU HANDMADE NOODLE: Caímos acá por recomendación de un par de personas y porque caminamos bastante por el barrio chino posta. Digo posta porque hay un barrio chino para los turistas y está éste, el barrio chino pegado al turístico pero separado por una barrera cultural que te hace sentir en la china misma. Todo está en chino, salvo los números, y es raro entender a qué te lleva cada escalera con subsuelos de colores y luces de neón. Entre medio está este comedero barato donde probé los mejores dumplings de la galaxia intergaláctica (?). Masa casera, relleno casero, todo casero. ¿Precio? Gastamos 14U$S para los dos y estábamos que explotábamos. Eso sí, no esperes ni nada super lindo ni gente hablando idiomas que un occidental logre entender, pero sin dudas fue una de las mejores experiencias culinarias del viaje.

    144 E Broadway, New York, NY 10002

Por otro lado tengo una lista de opcionales que en cierta forma me gustaron pero no llegaron a ser tan buenos como para recomendarlos sí o sí. Son esos que tenés que recomendar porque no son malos, pero por los que no me desviaría en especial para ir a conocerlos.
  • BUBBA GUMP: Permítanme haber disfrutado de Bubba Gump Shrimp Co. Times Square desde el esnobismo y la despedida de la manzana de las luces. Sé que hay muchos mejores lugares para comer mariscos pero ninguno te deja sentarte para ver por una horita y media las luces del Times Square. ¿Estoy pagando por quedarme ahí? Sí… y menos de lo que me imaginaba. Comimos dos platos, un side (acompañamiento) y dos bebidas, pagamos 56u$ total con el regalo de llevarnos el vaso de cerveza (si te pedís la birra grande está incluido en el precio). Lo mismo que comer en 5 Napkin, pero con vaso y vista de regalo, y debo admitir que comí más rico que en la hamburguesería. No será un MUST, pero si están por la zona de Time Square me parece un lugar correcto pensando en la comodidad y la vista. La Birra estaba buena, pero el vaso me ganó el corazón.

    1501 Broadway, New York, NY 10036

  • SHAKE SHACK: Fuimos al Shake Shack de DUMBO (Brooklyn Bridge) y, si bien la hamburguesa es muy buena, no la vi ni cerca como lo mejor de NY, porque si esto es lo mejor, me quedo con las de Buenos Aires. Lo que más me gustó fue la cerveza de temporada (Oktoberfest), que para ser de boliche no especializado, sobresalía. El precio, dos hamburguesas grandes con birra y limonada, 24u$s.
    Pasamos después por otro Shake Shack como último recurso saliendo del Museo de Ciencias Naturales y volví a decir lo mismo. Hamburguesa buena pero lejos de ser una “gran” hamburguesa. Para mí es una cadena rápida de comida aceptable a precio razonable. Te saca de apuro. Y punto.

    1 Old Fulton St, Brooklyn, NY 11201366 Columbus Ave, New York, NY 10024

  • 5 NAPKIN: Fuimos a comer a 5Napkins Burger a unas cuadras del Times Square esperando que sea la revelación del viaje y nos dimos cuenta de que Estados Unidos sabe muy poco de como hacer buenas hamburguesas en general. Tanto Shake Shack que me pareció regular (sabrosa porque lo único que tiene es grasa) como ésta hamburguesa de mejor sabor a carne pero de poco sabor en general, nos desilusionó porque sólo Jackson Hole logró un producto bueno. Para colmo una hamburguesa en este boliche bien puesto y decorado no bajaba de los 14 dólares. A eso sumale tip, y tax, lo que en una cena de dos hamburguesas con una cerveza y una limonada terminan siendo u$54. Una locura para un producto mediocre. La verdad, pierden de local los yanquees.
    Recomendación, ir si estás con pibes y querés un lugar apto más para familia que para el buen comer.

    630 9th Ave, New York, NY 10036

  • MAGNOLIA BAKERY: Pasamos por Magnolia Bakery y, por ser un desconocido de esta nueva pastelería de moda (las magdalenas con gorrito de crema de manteca, o mejor llamados: cupcakes), sólo puedo decir que me gustaron mucho, sin ánimo de comparar con otras, ya que entre dulce y salado, elijo picante. Probamos la Red Velvet (muy rica), la Devils (riquísima) y la clásica, elegida a dedo, excesivamente dulce. No puedo decir más que eso porque no tengo tanto paladar para saber si son tan buenas como dicen o si hay otras mejores.

    401 Bleecker St, New York, NY 10014

  • EL BARRIO BURRITOS: Recomiendo este lugar sólo si estás por la zona de Brooklyn (Prospect Heights/Brooklyn Museum). No es un restaurante aunque tiene un banco en la puerta por si querés sentarte a comer ahí. Los burritos son burrazos, porque con un burrito ya tirás para todo el día. Grandes, sabrosos, con mucha polenta. El picante pica muchísimo. Es una buena opción siempre y cuando no esperes un restaurante y te lleves bien con delivery o comida al paso.

    796A Franklin Ave, Brooklyn, NY 11238

También debo admitir que marqué a tres de mis experiencias como “de ser posible mantenerse lejos”, dos de los cuales tenía allá arriba en mi ilusión por disfrutar y otro era obvio que iba a ser malísimo.

  • BUVETTE: Nos lo habían pintado como el brunch del siglo XXI, el mejor lugar de moda para desayunar. Así que fuimos al brunch a malgastar 50 dólares para comer un waffle, una croque madame, una limonada y una copita de vino tinto caliente. Al waffle le faltaba crema, la croque la podías comer en cualquier tienda de comida rápida de shopping y la atención fue una mierda, sumado a la media hora esperando y que metían tanta gente dentro como espacio posible para sentar el culo. Si tengo que decir, acá no vayan ni gratis.
  • BAOHAUS: Dicen que todo lo que toca Tony Bourdain se rompe. No estoy tan de acuerdo, al menos en todo. Pero sí en que ha roto muchos lugares que, seguramente, antes eran otra cosa. Baohaus no es más que un reducto de precios caros para un producto que no sorprende lo sufuciente por el precio que tiene. Sin lugar a dudas es mil veces mejor el bao de Momofuku.
  • PAPAYA DOG: He comido mejores panchos en una panchería de estación de servicio perdida entre los boliches de Ramos Mejía que en esta pocilga inmunda. No me gustó en lo más mínimo. No entiendo como alguien puede recomendar un lugar como este para ir a probar algo.
MAPA DE NUEVA YORK
Si te interesa hice un Mapa de New York de acceso público en GoogleMaps con: 32 Mercados, 30, Almacenes culinarios, 102 Restaurantes y puestos de comida, 13 Bares, 10 Vinotecas, 19 Lugares para compras, 41 Puntos Turísticos y 6 Museos. Sólo tenés que seguir el link de GoogleMaps para verlo.
MUSEOS DE NUEVA YORK
Similar a Londres, tiene muchos museos donde el ingreso es por donación y uno puede elegir pagar lo que ellos “insinúan como valor ideal” o lo que cada uno quiera dar. Te recomiendan U$S25 por adulto pero si le dejás la mitad diciendo que sos estudiante te sonríen felices. No hice la prueba en dejarles U$S1 porque seguro me inventaban alguna excusa para deportarme.
El famoso museo MoMA tiene entrada con costo y ya no se puede evitar el pago del total del valor, pero en caso de que te guste Dalí, Miró, Van Gogh y todos esos fanáticos del opio y los alucinógenos que pintaron (y esculpieron) las obras más maravillosas del último siglo, seguramente ni lo dudes y pagues la entrada.
Las atracciones, como subir a las torres para ver la ciudad, cuestan lo mismo que en cualquier otra ciudad del mundo. Sea el Empire State, la Torre Eiffel, el London Eye, todas andan en un precio similar y ahí dependerá de las ganas de ver la ciudad desde arriba.
Ventajas de los museos: en todos vas a tener baños y conexión wi-fi.
Ventajas de Top of The Rock: el mismo edificio del Rockefeller Center donde se puede subir a ver la ciudad tiene baño (subsuelo) y wi-fi.

 

TRANSPORTE DE NUEVA YORK
El transporte cuesta 31 dólares la semana utilizando la tarjeta MetroCard y, si uno se mueve MUCHO, termina costando lo mismo que en cualquier metrópolis. Quizás en países como Argentina uno no tiene que tomarse el subte 3, 4 o 5 veces al día, pero en Nueva York hay estaciones en casi todos lados, salvo alguna que otra zona como el Upper East o el Upper West, donde escasean un poco más. A mayor cantidad de estaciones, más tentadora es el uso del metro, cosa que personalmente no recomiendo tanto porque la ciudad se puede hacer caminando sin problemas.
En caso de decidirse por salir a patear la ciudad y usar poco y nada el sistema de transporte público vas a tener que abonar 2.75 dólares por viaje. Para que te sea más económico que el pago semanal vas a tener que reducir tus viajes a 11, por lo que si pensás tomarte al menos un subte de ida y vuelta por día te va a terminar conviniendo la primera opción y gastar de una los 31 billetitos.
Ventaja: La tarjeta MetroCard se puede cargar con la tarjeta de crédito en cualquiera de las máquinas disponibles en el subte.
Dato: Algunas estaciones ofrecen wi-fi gratuito, sólo hay que encontrar la que tienen la red transitwirelesswifi y al menos vas a tener conexión esperando la llegada del subte, que nunca fue más de 5 minutos. Estaciones con red disponible acá.
HOSPEDAJE DE NUEVA YORK
Este ya es un tema más complejo que intentaré resumir lo mejor posible.
Básicamente hay dos tipos de hospedajes: Hoteles y Departamentos.
Los hoteles los podés reservar o ya llevar pagos desde tu país usando páginas locales o internacionales. En mi caso suelo usar Booking.com porque hasta ahora me resultó siempre bien y las opiniones fueron siempre coherentes. Además, una vez que reservaste muchos hoteles con tu cuenta pasás a obtener algunos descuentos especiales que superaban en un 15% a cualquier otra web.
Para departamentos la mejor opción es AirBnB, un portal que nuclea a dueños que desean dar en alquiler temporario de una noche a un mes o más sus departamentos. En otros lugares como París, Londres o Bruselas usé Homelidays.com, pero esta otra web es más útil en Europa que los EE.UU.
AirBnB funciona así: buscás hospedaje en una ciudad, reservás con la tarjeta, acepta la reserva, debitan de tu tarjeta el costo del hospedaje, y se lo dan al tipo recién al otro día de llegada. De esa forma, si llegaste y hubo algún problema, le bloqueás el pago y al carajo. Obviamente sólo contempla el recuperar la plata pero te quedarías sin hospedaje. Al margen, es bastante seguro, aunque lo ideal es chequear que tenga críticas de otras personas que fueron así te das una idea de cómo es hospedarte ahí.
Ventajas del Depto
  • Más espacio
  • Tener cocina o kitchenette para poder probar ciertas cosas que, sin heladera, sería complicado.
  • Privacidad
  • Precio
Ventajas del Hotel
  • Limpieza de la habitación
  • Servicios de hotel
  • Espacios comunes
Cada uno decidirá según más le convenga. Es importante tener en cuenta que estar hospedado en Brooklyn, Harlem o Queens implica media hora de viaje más que lo normal, aunque sí o sí vas a necesitar transportante porque la ciudad, si bien es caminable, es muy grande.
Optaría por un hotel sí: voy pocos días, quiero ubicación céntrica, pienso ir de compras por las tiendas del centro, me interesa comer siempre afuera.
Optaría por un departamento si: voy a estar un lapso largo, necesito espacio personal, me gusta cocinar y probar cosas en mi casa, estoy corto de dinero.

De las zonas que recomiendo para hospedarse te puedo nombrar:

Soho: si te gusta la movida
Greenwich: si te gusta la movida pero con un toque barrial
Upper West: sólo si estás entre la 57th y la 66th… después se convierte en un barrio medio aburrido
Upper East: si sos millonario
East Village: si te gusta la gastronomía sin importar el barrio
Union Square / Washington Park: movida, edificios, casas, de todo.
MidTown: si te gustan las compras y querés estar en el centro de todo
Brooklyn Prospect Heights: Si querés pagar barato un departamento grande

Nolita y Williamsburg están sobrevalorados, ChinaTown, Hells Kitchen y Chelsea valen la pena de visita, nada más.

Compartir...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *